¿Los virus mueren?

En sentido estricto, los virus no pueden morir, por la sencilla razón de que para empezar no están vivos, digamos que son piezas de información genética.

Aunque contienen instrucciones genéticas en forma de ADN (o la molécula relacionada, ARN), los virus no pueden desarrollarse independientemente. En cambio, deben invadir un organismo y secuestrar sus instrucciones genéticas.

Dicho lo cual, tiene sentido hablar de cuánto tiempo pueden los virus permanecer viables y capaces de infectar.

Algunos -incluidos la influenza y el VIH, responsable del sida- no pueden sobrevivir por más de unas horas fuera del organismo que invadieron, a menos que se mantengan bajo condiciones cuidadosamente controladas.

Pero otros, especialmente el mortal virus de la viruela, pueden fácilmente permanecer infecciosos durante años.

Los historiadores creen ahora que los virus de la viruela latentes llevados a Australia por médicos británicos en 1787 podrían haber causado un brote masivo de viruela entre los aborígenes dos años después.





¿Te pareció útil este artículo? Deja tus comentarios abajo y compártelo en tus redes


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *