¿Siempre estás cansada y tienes frío? Una glándula puede ser la causa

Una glándula “dormida” podría explicar por qué siempre estás cansada y tienes frío. El aumento de peso, el cansancio, el desánimo y la sensibilidad al frío son algunos de los síntomas más comunes entre quienes padecen hipotiroidismo.







Estas señales suelen aparecer lentamente y los pacientes pueden achacar algunos de estos síntomas a los hábitos y presiones del día a día. Por eso quienes padecen hipotiroidismo pueden tardar años en ser diagnosticados.

Pero si el hipotiroidismo no se trata, puede generar complicaciones como cardiopatías, bocio, problemas con el embarazo y una enfermedad grave y potencialmente letal pero muy rara, llamada coma mixedematoso.

Hipotiroidismo en Mujeres y hombres

  • El hipotiroidismo afecta sobre todo a las mujeres, concretamente a una de cada 70, según la estimación del servicio de salud pública del Reino Unido, el NHS, y también lo pueden padecer los niños.
  • Pero en el caso de los hombres solo afecta a 1 de cada 1.000.

Que es la tiroides

La tiroides es una pequeña glándula en forma de mariposa situada en el cuello, en frente de la tráquea. Una de sus funciones principales es producir hormonas que regulan el metabolismo del cuerpo, es decir, que ayudan a controlar el equilibrio en nuestro consumo energético.

tiroides ecografia
Con la ecografía se pueden analizar problemas más graves de tiroides

 

Si tiene una actividad menor de lo normal, el ritmo de tu metabolismo será más lento de lo que debería, y eso hace que aumentes de peso.

Otros síntomas comunes suelen ser sentir demasiado frío, carecer de energía, tener estreñimiento, estar desanimado o deprimido o tener poca atención o una suerte de “niebla cerebral”.

¿Cómo se diagnostica el hipotiroidismo?

Si tienes síntomas de hipotiroidismo tu médico probablemente te hará un análisis de sangre. La confirmación de la enfermedad vendría dada por un alto nivel de TSH combinado con uno bajo de T4.

La tirotropina o TSH ( del inglés Thyroid Stimulating Hormone) es producida por la glándula pituitaria. Se denomina también hormona estimulante de la tiroides y es la que regula la producción de hormonas tiroideas. En respuesta a ese estímulo de la glándula pituitaria, la glándula tiroides debería producir las hormonas T4 y T3.

Un nivel de TSH más alto de lo normal sugiere que la glándula pituitaria está esforzándose por decirle a la tiroides que genere más hormonas, pero por alguna razón la tiroides no hace caso.

Y aunque la pituitaria produzca más y más TSH, los niveles de T4 se mantienen bajos.

¿Cómo se trata el hipotiroidismo?

Cuando se diagnostica normalmente a los pacientes se les receta levotiroxina, una versión sintética de la hormona T4, que deben tomar a diario para compensar por la que no genera la tiroides. Con este tratamiento los síntomas suelen disminuir.

En los casos en los que no hay mejorías los doctores pueden recetar tratamientos alternativos.

Uno de los factores delicados de esta enfermedad es que no hay un estándar internacional para los rangos de referencia. En Reino Unido, por ejemplo, el límite de valores es más alto o más rígido que en otros países.

¿Cómo se puede prevenir el hipotiroidismo?

El hipotiroidismo se puede prevenir incluyendo una cantidad adecuada de yodo en la dieta diaria. Según indican los expertos de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), el yodo resulta imprescindible para que se produzcan dichas hormonas tiroideas, por lo que es necesario ingerirlo con alimentos como sal yodada, leche y pescado procedente del mar.

La cantidad de yodo necesaria varía dependiendo del sexo, la edad, y las condiciones físicas de cada persona. En el caso de la población general bastaría con consumir 150 microgramos de yodo cada día para cubrir las necesidades de este mineral, una cantidad que se obtiene fácilmente con una dieta equilibrada, y que permitiría prevenir el hipotiroidismo.

Sin embargo el estilo de vida actual hace dificil obtener los nutrientes y elementos necesarios para nuestro organismo, por lo que es recomendable recurrir a suplementos de calidad certificada.