Factor de Transferencia ¿Qué son los factores de transferencia?

El Doctor Sherwood Lawrence descubrió el Factor de Transferencia en 1949. Este investigador de la Universidad de Nueva York, ha sido considerado como pionero de la Inmunología al demostrar cómo la respuesta inmunitaria puede ser transferida de una entidad a otra.

Con ello sentó la base para uno de los descubrimientos más importantes de la salud en todos los tiempos: los Factores de Transferencia.

Historia del Factor de Transferencia

La historia del Factor de Transferencia es un ejemplo de innovación científica (basada en investigaciones y estudios), y ha dado como resultado productos para mejorar la actividad y el funcionamiento del sistema inmunológico.

A principios de 1990, David Lisonbee, CEO de 4Life, emprendió un largo camino en busca de mejorar su propia salud, fue así como encontró la investigación de Factores de Transferencia, descubriendo de primera mano lo valioso de estas moléculas transportadoras de información inmunitaria para apoyar el sistema inmunológico y la salud en general.

En 1998, David Lisonbee y su esposa Bianca, obtuvieron la patente para extraer el Factor de Transferencia del calostro bovino, lanzaron 4Life Research e introdujo el primer producto de 4Life: Transfer Factor 4Life Clásico, que años más tarde, daría paso al Transfer Factor Avanzado y al Transfer Factor Plus.

En los más de 50 años que han transcurrido desde el trabajo inicial que el Doctor Lawrence realizó con los factores de transferencia, se estima que se han invertido más de 40 USD millones para la investigación de los Factores de Transferencia.

La historia de 4Life comenzó con un compromiso sin precedentes para la innovación y el apoyo a la salud sin igual. Y, sin duda, continuará con nuevos productos, estudios, patentes, y los avances de vanguardia.

¿Qué es el Factor de Transferencia?

Según la Enciclopedia Británica, el Factor de transferencia es un pequeño polipéptido que es producido por un tipo de glóbulo blanco llamado célula T y que cuando se transmite de una persona a otra produce hipersensibilidad celular.

El Factor de transferencia fue descubierto en 1949 por el inmunólogo estadounidense Henry Sherwood Lawrence en la Universidad de Nueva York. El factor de transferencia es único porque la hipersensibilidad que transfiere a las células tiene propiedades de inmunidad tanto pasiva como activa.

Un factor de transferencia es entonces un conjunto de “moléculas con información” que se toman de un ser humano o animal que ya ha desarrollado protección (inmunidad) contra una determinada enfermedad. Los factores de transferencia se administran en forma de inyecciones o por vía oral.

Una limpieza gastrointestinal ligera del 10 días

¿Para qué se usan los Factores de Transferencia?

Según el sitio webmd.com, los factores de transferencia se usan para afecciones infecciosas en personas con sistemas inmunes débiles. Estas condiciones infecciosas incluyen bacterias o virus en el torrente sanguíneo (septicemia), infecciones sinusales, bronquitis, influenza, gripe porcina, resfriado común, culebrilla, varicela, hepatitis B, infecciones fúngicas como coccidioidomicosis, infecciones por hongos (candidiasis), infecciones parasitarias tales como leishmaniasis y criptosporidiosis y lepra.

Los factores de transferencia también se utilizan contra infecciones causadas por virus como el citomegalovirus (CMV) y el virus de Epstein-Barr; por bacterias tales como Mycobacterium tuberculosis, Mycobacterium fortuitum y Mycobacterium avium; y por hongos similares a levaduras como Cryptococcus y Pneumocystis carinii.

Ahora en tu país, Factor de Transferencia 4life

Además, los factores de transferencia también se usan para diabetes, autismo, infertilidad, lupus eritematoso sistémico (LES), fibromialgia, síndrome de fatiga crónica (SFC), síndrome de Behcet, síndrome de Wiskott-Aldrich, calvicie y enfermedad de Alzheimer; además, afecciones de la piel, como psoriasis, dermatitis alérgica y otras.

Otros usos incluyen una afección ocular llamada retinitis pigmentosa, esclerosis lateral amiotrófica (ELA, enfermedad de Lou Gehrig), esclerosis múltiple, cáncer de huesos, cáncer de pulmón, melanoma, alergias alimentarias y químicas, miastenia gravis y asma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *