4 Maneras de mejorar el esperma: su fuerza, velocidad y fertilidad

Si tu esperma no está llegando a la meta, solo unos pequeños cambios en tu estilo de vida podrían hacer una gran diferencia.

De acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud, alrededor del 15 por ciento de las parejas tienen problemas para concebir, y al menos un tercio de las veces el esperma del hombre es el culpable.

Analicemos esto: los picos de calidad de los espermatozoides en invierno y principios de primavera, según un estudio israelí, y los fines de semana de poco estrés ofrecen sus mejores posibilidades de éxito.

Ashok Agarwal, Ph.D., jefe de medicina reproductiva de la Clínica Cleveland, explica cómo cuatro cambios en el estilo de vida pueden mejorar las probabilidades de tener un bebé.

4 Maneras de mejorar el esperma

1 Evitar cualquier defecto

Puede ocurrir que los espermatozoides no tengan su clásica forma de pequeños renacuajos. De hecho, más del 90 por ciento de los nadadores de un chico promedio pueden estar demasiado deformados para penetrar el huevo. El exceso de radicales libres puede ser el culpable, dice Agarwal.

El consumo de alimentos ricos en el antioxidante licopeno es una solución, dicen los científicos de Harvard. (Para un impulso rápido, coma salsa de tomate: un cuarto de taza tiene 8,500 microgramos).

2 Aumentar el número

Una eyaculación típica puede contener de 15 a 150 millones de espermatozoides. Para maximizar su carga útil potencial, necesita  sudar bastante fuera del dormitorio, dice Agarwal.

De hecho, los investigadores de Harvard descubrieron que los hombres que más trabajaban tenían un recuento de espermatozoides 33 por ciento más alto que los que hacían menos ejercicio. Eso es porque el tiempo en el gimnasio ayuda a quemar grasa mientras aumenta la testosterona.

3 Hacer que se muevan

Tu esperma debe llevar a cabo su misión en 12 a 14 horas; ese es el tiempo que el huevo, una vez que se libera, permanece viable. El éxito puede depender de su velocidad de natación.

Así que ayúdalos: baja el smartphone. En un estudio de la Clínica Cleveland, los hombres que usaban más sus teléfonos inteligentes tenían menos movilidad de los espermatozoides, quizás debido a las ondas electromagnéticas de estos teléfonos.

4 Mantén la vitalidad

Esos nadadores necesitan mantenerse vivos, y tu elección de lubricantes es importante. Incluso los lubricantes que se promocionan como “totalmente naturales” pueden contener sustancias químicas que son lo suficientemente ácidas o alcalinas para envenenar a tus mini-Phelps.

De hecho, algunas marcas pueden eliminar el 72 por ciento de tu oferta en 30 minutos, según investigadores en Australia.  Así que proteje  tu esperma naturalmente, prolongar la eyaculacion en muchos casos aumenta la cantidad de líquido que lo llevará.

La alimentación influye en la calidad del semen

Tu elección de alimentos puede afectar tanto el tamaño de tu cinturón como lo que ocurre debajo de él. Un estudio de Irán revela que los niveles saludables de folato y zinc pueden mejorar la calidad del semen.

Los investigadores encontraron que la ingesta promedio de folato y zinc de los hombres infértiles fue significativamente más baja que la de los hombres fértiles, quienes en promedio cumplieron con las recomendaciones del Instituto de Medicina para cada nutriente.

Los autores del estudio sospechan que estos antioxidantes protegen el esperma del daño. Para mantener a sus pequeños nadadores fuertes, come dos buenas fuentes de zinc y ácido fólico diariamente.

Alimentos ricos en ácido fólico

  • Legumbres (lentejas, garbanzos, judía, soja).
  • Hortalizas (espinacas, endibias, berros, coles de Bruselas, repollo, acelgas, guisantes, habas).
  • Frutas (naranja, fresa, naranja, melón, kiwi, mango, plátano, mandarina).
  • Pescado (mejillones, sardinas, atún, pescadilla).
  • Frutos secos (pistachos, nueces, pipas de girasol y dátiles).Huevo y pan integral.

Alimentos ricos en zinc

  • Cereales
  • Lácteos
  • Espárragos
  • Apio
  • Huevo
  • Patatas
  • Berenjenas
  • Melocotones
  • Chocolate y cacao en polvo
  • Carne de cordero o de vacuno
  • Cacahuetes
  • Ostras
  • Calabaza (también sus semillas)
  • Mantequilla
  • Harina de sésamo
  • Germen de trigo

Alimentos ricos en ácido fólico y zinc

  • Nueces
  • Pistachos
  • Semillas de girasol
  • Legumbres
  • Hígado
  • Judías
  • Semillas de soja
  • Cereales de granola

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *