Por qué beber agua es beneficioso para los dientes

No importa si tu vaso está medio vacío o medio lleno: beber agua siempre es bueno para tu salud. Nuestros cuerpos están hechos en un 60% de agua, y mantenerte hidratado ayuda a tu sistema a distribuir los nutrientes saludables, elimina los desechos, le da a tu piel un brillo saludable y mantiene tus músculos en movimiento.

Beber agua también es una de las mejores cosas que puedes hacer por tus dientes, especialmente si está fluorada. Veamos por qué el agua es tan beneficiosa para tu salud dental.

Beber agua fortalece tus dientes

Beber agua con flúor es una de las cosas más fáciles y beneficiosas que puedes hacer para ayudar a prevenir las caries.

Una historia moderna de dos ciudades muestra la diferencia que hace el fluoruro, especialmente en los sistemas de agua comunitarios de las ciudades en países que aplican políticas de salubridad a sus sistemas de agua.

En el 2011, la ciudad canadiense de Calgary dejó de agregar fluoruro a sus aguas. Curiosos por el impacto, los investigadores compararon a los estudiantes de segundo grado de Calgary con niños del mismo grupo de edad en Edmonton, una ciudad canadiense que ha tenido agua fluorada desde 1967. Su investigación, publicada en la revista Community Dentistry and Oral Epidemiology de febrero de 2016, encontró que los niños de Calgary, con agua no fluorada, tenían más caries dental que los niños en la ciudad con fluoración ininterrumpida (Edmonton).

Beber agua mantiene tu boca limpia

Beber jugo, refrescos o bebidas deportivas pueden dejar azúcar no deseado en tus dientes. Las bacterias que causan caries en tu boca adoran comer azúcar y producen ácido que desgasta el esmalte, que es la capa externa de tus dientes. Muchas de estas bebidas también tienen ácidos añadidos (ácido fosfórico, cítrico o málico) para que tengan un sabor menos dulce, pero esos ácidos también causan problemas al erosionar el esmalte.

Sin embargo, el agua limpia la boca con cada sorbo. Elimina los restos de comida y residuos que buscan las bacterias que causan caries. También diluye los ácidos producidos por las bacterias en la boca. Aún necesitarás cepillarte dos veces al día durante dos minutos y limpiarte entre los dientes con hilo dental, pero beber agua durante el día contribuirá en gran medida a mantener tu sonrisa libre de caries.

El agua combate la boca seca

La saliva es la primera defensa de tu boca contra la caries dental. Lava los restos de comida, te ayuda a tragar con facilidad y mantiene tus dientes fuertes lavándolos con calcio, fosfato y flúor.

Cuando el suministro de saliva se agota, la boca seca puede ponerte en riesgo de caries. El agua potable puede ayudar a reducir el riesgo mientras tú y tu dentista trabajan para encontrar la mejor solución a largo plazo.

El agua no contiene calorías

Las bebidas endulzadas con alto contenido de azúcar y calorías crean una tormenta perfecta que te pone en riesgo de contraer caries y otras consecuencias no saludables como el aumento de peso. De hecho, los estudios han demostrado que beber agua realmente puede ayudarte a perder peso.

Entonces, la próxima vez que necesites una bebida, bebe agua, tu cuerpo y tus dientes te lo agradecerán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *