Qué es cáncer linfático y por qué ocurre

Los ganglios linfáticos son parte del sistema linfático, una red de órganos, ganglios, conductos y vasos que apoyan al sistema inmunitario del cuerpo. El cáncer linfático puede comenzar o se puede propagar por medio de los ganglios linfáticos. Veamos a continuación, algunos aspectos generales del sistema linfático y cómo ocurre el linfoma o cáncer linfático.

¿Por qué ocurre el cáncer?

Ésta es una pregunta que los científicos han estado tratando de responder durante mucho tiempo. Una de las principales razones por las que el cáncer puede desarrollarse se debe a errores genéticos. Hay muchos genes diferentes presentes en todas las células y cada uno controla una función diferente en el cuerpo. Cuando ocurren errores en los genes (llamados mutaciones genéticas) que controlan la división celular, el resultado es una célula que no puede dividirse normalmente. Esto da como resultado una célula anormal que no puede realizar correctamente su función prevista.

Las células del sistema inmunológico circulan constantemente en el cuerpo para identificar y destruir estas células anormales. Sin embargo, en los casos en que el sistema inmunológico no funciona correctamente, o si la mutación genética es demasiado grave, estas células anormales permanecen y crecen a un ritmo descontrolado. El cáncer es lo que ocurre cuando estas células anormales continúan creciendo a un ritmo descontrolado. A medida que estas células anormales se dividen, pueden crear su propio suministro de sangre y formar una masa sólida llamada tumor. Un tumor canceroso continuará creciendo a un ritmo incontrolado y eventualmente causará daño a otras áreas del cuerpo.

¿Qué es el sistema linfático?

El sistema linfático es un sistema de ganglios linfáticos, vasos y órganos que recorre todo el cuerpo y, a menudo, parece misterioso y elusivo, ya que no recibe la misma atención que otros sistemas corporales, como los sistemas cardiovascular o digestivo. Las personas pueden notar la presencia de ganglios linfáticos en el cuello cuando se inflaman con dolor de garganta o infección. El sistema linfático es una parte muy importante del cuerpo que cumple muchas funciones para preservar la vida.

El sistema linfático es una red compuesta principalmente por:

Belle Vie Equilibrio hormonal saludable para la mujer
  • Ganglios linfáticos: órganos pequeños con forma de frijol que se encuentran en todo el cuerpo; y
    Vasos linfáticos: vasos que hacen circular el líquido linfático (también llamado linfa) por todo el cuerpo.

Órganos:

  • Médula ósea.
  • Glándula Timo.
  • Anginas.
  • Bazo.
  • Hígado.
  • Acumulaciones de linfocitos en el revestimiento del intestino, respiratorio, genital y urinario.

¿Qué es un ganglio linfático?

Los ganglios linfáticos, nódulos linfáticos, nodos linfáticos o linfonodos son unas estructuras ovaladas o reniformes (con forma de riñón), encapsuladas, que forman parte estructuralmente del sistema linfático y funcionalmente del sistema inmunitario. Se ubican a lo largo del trayecto de los vasos linfáticos formando cadenas o racimos. Su tamaño es variable desde milímetros hasta un par de centímetros. Se distribuyen por todo el cuerpo, encontrándose en forma más abundante en las axilas, en las ingles, en el cuello, en el abdomen (principalmente en el mesenterio) y en torno a los grandes vasos sanguíneos.

Que es ganglio linfático
Representación del sistema linfático con la distribución de los ganglios linfáticos más importantes del cuerpo humano.

La linfa llega al ganglio linfático a través de los vasos linfáticos aferentes, circula lentamente a través de la red o laberinto que conforma su estructura interna de tejido conectivo, que actúa como filtro, permitiendo el contacto estrecho entre los antígenos provenientes de microorganismos (bacterias y virus) u otras sustancias extrañas con los linfocitos B y T, desarrollándose de esta forma una respuesta inmunitaria humoral o celular. Una vez filtrada la linfa por los ganglios, esta sale por los vasos linfáticos eferentes hacia la circulación linfática propagando la respuesta inmunitaria (anticuerpos y células activadas) a todo el organismo.

¿Cómo funciona el sistema linfático?

El sistema linfático tiene tres funciones principales:

  1. Para hacer circular y regular los niveles de líquidos en el cuerpo. Cualquier exceso de líquido que se escape del torrente sanguíneo es recogido por el sistema linfático y devuelto al torrente sanguíneo. Esto ayuda a prevenir el edema (hinchazón debido al exceso de líquido) y mantiene los niveles de líquido en el cuerpo y el torrente sanguíneo dentro de los límites normales.
  2. Absorber grasas del sistema digestivo. Los vasos linfáticos especiales, llamados lácteos, están ubicados en el revestimiento del sistema digestivo, donde son responsables de absorber las grasas y las vitaminas liposolubles de los alimentos.Luego, las grasas se transportan al torrente sanguíneo y se usan según sea necesario.
  3. Para defender el cuerpo contra infecciones. Los vasos del sistema linfático mueven el líquido linfático y los linfocitos, un tipo específico de glóbulo blanco, por todo el cuerpo. El líquido linfático que viaja a través de los vasos linfáticos pasa a través de los ganglios linfáticos, que están compuestos principalmente por linfocitos. Los linfocitos sirven para filtrar el líquido linfático de cualquier residuo, eliminando bacterias, virus y otras sustancias extrañas. Esto ayuda a mantener el cuerpo libre de organismos invasores y, por lo tanto, libre de infecciones.

¿Qué son los linfocitos?

Los linfocitos son un tipo de glóbulo blanco y son un componente importante del sistema linfático.

Los linfocitos se dividen en dos tipos:

  • Linfocitos B
  • Los linfocitos T

Los linfocitos B

Producen anticuerpos, proteínas (gamma-globulinas), que reconocen sustancias extrañas (antígenos) y se unen a ellas. Los linfocitos B (o células B) están programados para hacer un anticuerpo específico. Cuando una célula B se encuentra con su antígeno desencadenante, ésta produce muchas células grandes conocidas como células plasmáticas. Cada célula plasmática es esencialmente una fábrica para producir anticuerpos. Un anticuerpo corresponde a un antígeno de la misma manera que una llave lo hace con su cerradura. Siempre que el anticuerpo y el antígeno se corresponden, el anticuerpo marca el antígeno para su destrucción. Los linfocitos B no pueden penetrar en las células, de manera que el trabajo de atacar estas células diana se deja a los linfocitos T.

Los linfocitos T

Son células que están programadas para reconocer, responder a y recordar antígenos. Los linfocitos T (o células T) contribuyen a las defensas inmunitarias de dos formas principales. Algunos dirigen y regulan las respuestas inmunes. Cuando son estimulados por el material antigénico presentado por los macrófagos, las células T forman linfocinas que alertan a otras células. Otros linfocitos T pueden destruir células diana (dianocitos) al entrar en contacto directo con ellas.

Qué es cáncer linfático

El linfoma es un cáncer del sistema linfático, por lo que comprender el sistema linfático y el cáncer en general facilita su comprensión. En el linfoma, se desarrolla un tumor debido al crecimiento descontrolado de linfocitos anormales. Debido a que el sistema linfático existe en todo el cuerpo e involucra muchos órganos, puede haber tumores cancerosos en muchas partes del cuerpo cuando alguien tiene linfoma. Hay dos categorías principales de linfoma: linfoma de Hodgkin (HL) y linfoma no Hodgkin (NHL).

Por qué ocurre el cáncer linfático

La causa de un linfoma es aún desconocida, sin embargo se han identificado algunos factores de riesgo:

  • El síntoma principal es generalmente la inflamación de los ganglios linfáticos, la cual no desaparece (como sucede después de una infección).

En algunas ocasiones se le asocia con una infección originada por bacterias como Helicobacter pylori y borrelia o por virus como el Epstein-Barr.

Los expertos vinculan también el linfoma a factores como los insecticidas, las radiaciones ionizantes y los tintes del cabello, sin que se hayan podido extraer evidencias concluyentes.

Cómo se trata el linfoma

El mejor tratamiento  dependerá del tipo y de la gravedad del linfoma. El tratamiento contra el linfoma puede comprender quimioterapia, medicamentos de inmunoterapia, radioterapia, un trasplante de médula ósea o alguna combinación de estos.

Tipos de cáncer linfático

Existen 2 tipos de cáncer que se originan en el sistema linfático

  • Linfoma de Hodgkin o Enfermedad de Hodgkin
  • Linfoma no Hodgkin.

¿Cuál es la diferencia entre el linfoma de Hodgkin y el linfoma no Hodgkin?

La diferencia entre el linfoma de Hodgkin y el linfoma no Hodgkin es la presencia de células de Reed-Sternberg. Una célula de Reed-Sternberg es una célula derivada de un linfocito B y solo está presente en el linfoma de Hodgkin. Si hay células de Reed-Sternberg cuando se examina el tumor con un microscopio, el diagnóstico es linfoma de Hodgkin.

Si no hay células de Reed-Sternberg en un tumor linfático, lo más probable es que el diagnóstico sea linfoma no Hodgkin. De todos los casos de linfoma diagnosticados, el 90% de ellos son linfoma no Hodgkin y el 10% linfoma de Hodgkin. Es importante distinguir entre linfoma de Hodgkin y linfoma no Hodgkin.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *