Qué es la arritmia y cuales son su señales

Compartir este post

arritmia

La arritmia es una anormalidad en el ritmo cardiaco que puede sentirse como una palpitación o una breve pausa. Puede ser tan breve que no cambia el ritmo cardiaco general. O puede hacer que el ritmo cardiaco sea demasiado lento o demasiado rápido. Algunas arritmias no provocan ningún síntoma. Otras pueden hacerlo sentir aturdido o mareado.

Hay dos tipos de arritmias:

  • La bradicardia es cuando el ritmo cardiaco es demasiado lento, menos de 60 latidos por minuto.
  • La taquicardia es cuando el ritmo cardiaco es demasiado alto, más de 100 latidos por minuto.

Señales de la arritmia

  • Cuando es muy breve, una arritmia puede no tener síntomas. Puede sentirse como si el corazón se «saltara» un latido de manera casi imperceptible.
  • Puede sentirse también como una palpitación en el pecho o el cuello.
  • Cuando las arritmias son intensas o duran lo suficiente como para afectar el buen funcionamiento cardiaco, es posible que el corazón no bombee suficiente sangre al organismo. Esto puede hacerle sentir cansado o mareado, o simplemente causar un desmayo. También puede causar la muerte.
  • La taquicardia puede reducir la capacidad de bombeo del corazón, causar falta de aire, dolor de pecho, mareos o pérdida de la conciencia. Si es intensa, también puede provocar un ataque al corazón o la muerte.

¿Cómo se tratan las arritmias?

Antes del tratamiento, es importante que el médico conozca dónde comienza una arritmia en el corazón y si es anormal. Generalmente, para diagnosticar las arritmias, se utiliza un electrocardiograma (ECG o EKG). Crea un registro gráfico de los impulsos eléctricos del corazón. Existen otras formas de conocer donde comienzan las arritmias, por ejemplo, mediante un monitor Holter, pruebas de esfuerzo, prueba de mesa basculante y estudios electrofisiológicos («mapeo» del sistema eléctrico del corazón).

El tratamiento puede incluir:

  • Cambios en el estilo de vida
  • Medicamentos para evitar y controlar arritmias
  • Medicamentos para tratar las afecciones relacionadas como presión arterial alta, enfermedad de arteria coronaria e insuficiencia cardiaca
  • Anticoagulantes para reducir el riesgo de coágulos y ataque cerebral
  • Un marcapasos para ayudar a su corazón a latir de forma más regular
  • Desfibrilación cardiaca y desfibriladores cardioversores implantables (ICD)
  • Ablación cardiaca
  • Cirugía

¿Dónde puedo obtener más información?

Consulte a su médico, enfermera u otros profesionales de la salud. Si tiene una enfermedad del corazón o ha sufrido un ataque cerebral, es posible que los miembros de su familia tengan un mayor riesgo de padecerlos. Es muy importante para ellos consultar a su Médico ahora para disminuir sus riesgos.

Fuente: American Heart Association

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.


Compartir este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *