¿Qué es un mioma? Causas, tipos, síntomas y tratamientos

Los fibromas uterinos son tumores no cancerosos que crecen en el útero. También se les conoce como miomas. Si su médico le ha diagnosticado un mioma (o fibroma uterino), es importante saber que es el tumor benigno más común del útero de una mujer y puede tratarse. Entonces, ¿qué es un mioma? Siga leyendo para obtener más información sobre las causas, síntomas y opciones de tratamiento.

Qué es un mioma?

Los miomas son tumores lisos y no cancerosos que pueden desarrollarse dentro o alrededor del útero.  Hecho en parte de tejido muscular, los miomas rara vez se desarrollan en el cuello uterino, pero cuando lo hacen, generalmente también hay miomas en la parte superior y superior del útero. (i) Los miomas en esta parte del útero también se denominan fibromas o leiomiomas.

Los síntomas de los miomas

(también conocidos como fibromas uterinos) La mayoría de los miomas causan síntomas en algún momento.  El síntoma más común es el sangrado vaginal, que puede ser irregular o abundante. (i) Otros síntomas pueden incluir:

  • Sangrado abundante.
  • Anemia.
  • Fatiga y debilidad.
  • Relaciones sexuales dolorosas.
  • Dolor, sangrado o secreción de la vagina si los miomas se infectan.
  • Dificultades para orinar, goteo al final de la micción o retención de orina si un mioma bloquea el flujo de orina. Las infecciones del tracto urinario tienen más probabilidades de desarrollarse en mujeres con miomas.
  • Dificultades para orinar, goteo al final de la micción o retención de orina si un mioma bloquea el flujo de orina. Las infecciones del tracto urinario tienen más probabilidades de desarrollarse en mujeres con miomas.
  • Sangrado anormal.
  • Masas pélvicas.
  • Dolor pélvico.
  • Infertilidad.
  • Complicaciones del embarazo.

Nuevo estudio acerca de 4Life Transfer Factor

Hay cinco tipos de fibromas uterinos:

  1. Los más comunes son los fibromas intramurales, que crecen en la pared del útero.
  2. Los fibromas subserosos crecen en la pared en el exterior del útero. A medida que crecen, pueden causar presión sobre los órganos cercanos o dolor debido a su tamaño.
  3. Fibromas submucosos crecen justo debajo del revestimiento uterino y pueden empujar hacia la cavidad del útero, lo que provoca sangrado abundante y otras complicaciones más graves.
  4. Los fibromas pedunculados crecen en pequeños tallos o tallos dentro o fuera del útero.
  5. Los fibromas intracavitarios crecen en la cavidad uterina.

Puede desarrollar más de un tipo de fibroma. Entre el 70 y el 80 por ciento de las mujeres desarrollan un tumor fibroide cuando alcanzan los 50 años.

Las causas de los fibromas uterinos

El estrógeno parece activar el crecimiento de los fibromas uterinos. De hecho, durante el primer trimestre del embarazo, aproximadamente un tercio de todos los fibromas se agrandan, pero luego se encogen después del nacimiento. (iv) En general, los fibromas uterinos se reducen después de la menopausia, pero la terapia hormonal después de la menopausia puede hacer que sus síntomas continúen.

Otras causas de fibromas incluyen:

  • Raza: Los estudios han encontrado que los fibromas son más comunes entre las mujeres afroamericanas. Edad: un estudio concluyó que las mujeres blancas menores de 35 años tenían tumores de crecimiento más rápido que las mujeres blancas mayores de 45 años. Además, esperar a quedar embarazada hasta los 30 años o más coloca a las mujeres en mayor riesgo de desarrollar fibromas uterinos.
  • Menstruación temprana: Tener su primer período a una edad temprana aumenta el riesgo de desarrollar fibromas. Cafeína y alcohol: En un estudio de 2016 se descubrió una conexión entre el consumo de alcohol y cafeína y un mayor riesgo de desarrollar fibromas uterinos.
  • Factores genéticos: los investigadores descubrieron que algunas alteraciones genéticas específicas están relacionadas con el crecimiento de fibromas.
  • Estado de salud general: la obesidad y la presión arterial alta también pueden desempeñar un papel en el desarrollo y crecimiento de los fibromas. Dieta: una dieta rica en carnes rojas parece aumentar las posibilidades de desarrollar fibromas.

Quizá te pueda interesar:

5 maneras de impulsar tu sistema inmunitario


Tratamiento para los miomas

Si experimenta sangrado abundante y no desea someterse a una histerectomía, tiene algunas opciones, que incluyen:

  • Anticoncepción hormonal.
  • Un dispositivo intrauterino.
  • Antifibrinolítico
  • Si no quieres tener hijos, la ablación endometrial es otra opción. Durante este procedimiento, el endometrio se destruye con frío o calor.
  • Los medicamentos llamados agonistas de la hormona liberadora de gonadotropina (o agonistas de la GnRH) pueden reducir los fibromas, pero vuelven a crecer una vez que se detiene el tratamiento.
  • Miomectomía, un procedimiento en el que un tubo delgado llamado endoscopio se pasa al útero a través del cuello uterino. El fibroma se afeita y se extrae dejando el útero intacto. Puede reducir los fibromas, pero pueden volver a crecer.
  • La cirugía de ultrasonido guiada por resonancia magnética utiliza ondas de ultrasonido para reducir los fibromas y reducir el sangrado abundante.Recuerda, mioma, leiomioma y fibromas uterinos se refieren a lo mismo: un tumor no canceroso del útero.
  • La embolización de fibromas uterinos es una opción mínimamente invasiva que bloquea el suministro de sangre a los fibromas, haciendo que se encojan y mueran. Este procedimiento ambulatorio mínimamente invasivo ahorra útero y puede tratar todos los fibromas durante un solo procedimiento, ofreciendo menos riesgo de complicaciones y una recuperación más rápida en comparación con los procedimientos quirúrgicos tradicionales.

Testimonio de una paciente de mioma

En mi caso, duré como tres años con síntomas, los cuales habían avanzado hasta el grado que los periodos eran casi hemorragias, la hemoglobina había bajado hasta 7.

¿El causante? Un mioma submucoso que había tomado un tamaño de 6 cm, de tipo II y puntaje 8 según la clasificación LASMAR.

¿El tratamiento? Luego de pasar por dos clínicas y diferentes especialistas que además de no mostrar preocupación alguna, a la primera lanzaban las palabras cirugía (histerectomía) y transfusión. Ni siquiera a mi gato lo tratan tan indiferentemente, su veterinario hasta me llama para saludarlo en su cumpleaños.

Belle Vie Equilibrio hormonal saludable para la mujer

Como dicen “la tercera es la vencida” y “honor a honor merece”, tuve la suerte de encontrar a una Doctora Ginecóloga Obstetra en Lima, que mostró su interés en mi caso y verdadera vocación, dejó como última opcion la intervención quirúrgica y aplicó un tratamiento a base de medicación.

¿El resultado? La detención total de los sangrados a las pocas semanas y reducción considerable del tamaño del mioma.

Este testimonio lo agrego a modo de recomendación para no quedarte con una sola palabra u opinión, ve con al menos dos o tres especialistas si tu caso lo amerita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *