VPH y cáncer de cuello uterino

Compartir este post

VPH y cáncer de cuello uterino

 

El virus del papiloma humano o VPH es una de las infecciones de transmisión sexual  más frecuentes. Existen más de cien tipos de VPH que pueden infectar al organismo, tanto de hombres como de mujeres. La mayoría de las personas que se infectan por el VPH ni siquiera lo saben.

Causa frecuente de  VPH

La infección puede ser causada por una de las más de cien cepas (tipos) diferentes de VPH que existen. El VPH se encuentra tan difundido que sólo las personas que no han tenido relaciones sexuales no han estado expuestas a el.

La enfermedad provocada por el VPH es una infección incurable, aunque es posible que la infección desaparezca de forma espontánea en los primeros seis meses evitando que se vuelva crónica, fenómeno que ocurre en casi todos los procesos.

En casi todos los casos la infección es de corta duración. Los condones no previenen por completo de la transmisión del VPH porque se puede contagiar durante los juegos sexuales y otras actividades distintas al coito. Sin embargo, el riesgo se reduce con los condones. Los productos que se utilizan durante la menstruación también pueden transportar al virus. La inserción de los tampones puede trasladar el virus desde los labios hacia la vagina. Las toallas femeninas pueden retener y transmitir al virus, y la humedad y la abrasión facilitan cualquier vía de transmisión.

El coito anal es una forma de transmisión frecuente porque la mucosa anal es frágil y muy susceptible a la infección por VPH.

Síntomas de VPH

La mayoría de las personas infectadas por el VPH no presenta síntomas o problemas de salud por la infección. En el 90% de los casos, el sistema inmunitario del cuerpo elimina el VPH de manera natural en un lapso de dos años. Pero algunas veces, las infecciones por el VPH no se curan, y pueden causar:

Verrugas genitales.
Rara vez, verrugas en la garganta, una afección llamada papilomatosis respiratoria recurrente o PRR.  Cuando se presenta en niños, se le llama papilomatosis respiratoria recurrente de comienzo juvenil.


Encuéntralo en Amazon:

Cáncer de cuello uterino y otros cánceres menos frecuentes pero graves, como cáncer de vulva, de vagina, de pene, de ano y cáncer de la cavidad orofaríngea (parte posterior de la garganta, incluidas la base de la lengua y las amígdalas).
Los tipos de VPH que pueden causar verrugas genitales no son los mismos que los que causan cáncer.

No hay manera de saber cuáles personas con el VPH padecerán cáncer u otros problemas de salud.

Complicaciones

  • Se ha encontrado que algunos tipos del virus del papiloma humano causan cáncer del cuello uterino y de la vulva.
  • Los tipos del VPH que pueden causar verrugas genitales no son lo mismo que los tipos que pueden causar cáncer del pene o del ano.
  • Las verrugas pueden llegar a ser numerosas y bastante grandes, requiriendo un tratamiento más extenso y procedimientos de control.

Los Factores de Transferencia y el Virus del Papiloma Humano

El papel de los Factores de Transferencia es el de transferir señales de reconocimiento inmunológico entre células inmunológicas.

La acción fundamental de los Factores de Transferencia es actuar como un modulador de nuestro Sistema Inmune, manteniéndolo en equilibrio constante, ya sea para mantener una buena salud o en caso de que exista ya una enfermedad grave como el Virus del Papiloma Humano, ayudar a contrarrestarla y a disminuir las secuelas, lo que le dará a la persona una mejor calidad de vida.

Se dice que una respuesta inmunológica es inmadura por que tarda de diez a quince días en desarrollarse (madurar), como por ejemplo en un resfriado común que dure más de dos semanas. Los Factores de Transferencia pueden ayudar a ésta y muchas otras enfermedades ya que contienen funciones inductoras y supresoras. Las primeras transportan la respuesta inmune madura del donante al receptor. En cambio la función supresora ayuda a controlar la respuesta inmune cuando es demasiado activa y que puede llegar a dañar nuestro propio cuerpo (enfermedades autoinmunes).

Por esta razón su uso  es una buena recomendación para complementar el tratamiento de las infecciones provocadas por el virus de papiloma humano.

Por el contrario estudios realizados indican que una respuesta inmunológica en bajos niveles (inmunodepresión) hace que el VPH sea más persistente y reincidente, por lo que se presentan mayor probabilidad de generar cáncer de cuello uterino. Esta sea posiblemente la razón por la cual muchos pacientes no responden al tratamiento convencional y cuando reciben el factor de transferencia, su estado de salud mejora de manera notable.

 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.


Compartir este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *