¿Hay relación entre la vitamina D y el COVID-19?

Compartir este post

¿Hay relación entre la vitamina D y el COVID-19? Científicos israelíes afirman haber encontrado»sorprendentes diferencias» en las posibilidades de enfermarse gravemente de COVID-19 cuando compararon pacientes que tenían niveles suficientes de vitamina D antes de contraer la enfermedad, con aquellos que no los tenían.

Un estudio publicado el jueves en la revista de investigación PLOS One encontró que aproximadamente la mitad de las personas que tenían deficiencia de vitamina D antes de contraer COVID desarrollaron una enfermedad grave, en comparación con menos del 10 por ciento de las personas que tenían niveles suficientes de vitamina D en la sangre.

Sabemos que la vitamina D es vital para la salud ósea, pero su papel en la protección contra el COVID grave no está tan bien establecido.

Una última investigación consideró examinar los niveles de vitamina D

La última investigación fue la primera en examinar los niveles de vitamina D en las personas antes de que contrajeran la COVID-19, dijeron los autores del estudio.

El Dr. Amiel Dror, autor del estudio y médico del Galilee Medical Center, dijo sobre los hallazgos: «Nos pareció extraordinario y sorprendente ver la diferencia en las posibilidades de convertirse en un paciente grave cuando se carece de vitamina D en comparación con cuando no lo estás», según el Times of Israel.

Los hallazgos provienen de 253 personas ingresadas en el Centro Médico Galilee en Nahariya, Israel, entre el 7 de abril de 2020 y el 4 de febrero de 2021, un período anterior a la aparición de la variante Omicron altamente infecciosa.

Dror dijo que los hallazgos sugirieron que la vitamina ayudó a reforzar el sistema inmunitario para lidiar con los virus que atacan el sistema respiratorio.

«Esto es igualmente relevante para Omicron como lo fué para variantes anteriores», dijo Dror.

La investigación no prueba que la vitamina D proteja contra el COVID-19 y no es una luz verde para evitar las vacunas y tomar vitaminas en su lugar.

Las vacunas reducen el riesgo de hospitalización con Omicron, particularmente después de un refuerzo, hasta en un 90 por ciento, según la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido.

La mayor parte de la vitamina D proviene de la luz solar directa sobre la piel. También se encuentra en alimentos como el pescado graso, los champiñones y las yemas de huevo, así como en suplementos.

Los niveles de vitamina D

Los niveles de vitamina D de más de 20 nanogramos por mililitro se consideran suficientes para la mayoría de las personas, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, que es el punto de referencia utilizado por los investigadores de la Universidad Bar-Ilan y el Centro Médico Galilee.

La investigación compilada antes de la aparición de COVID-19 y publicada en The Lancet encontró que la vitamina D reduce el riesgo de otras infecciones respiratorias, en comparación con los medicamentos ficticios.

Pero para el COVID-19, los primeros hallazgos han sido inconsistentes: algunos estudios han encontrado una relación entre los niveles bajos de vitamina D y el COVID-19 grave, mientras que otros concluyeron que la vitamina no era protectora.

No estaba claro, incluso a partir de esos estudios con resultados que muestran una correlación positiva entre los niveles bajos de vitamina D y el COVID-19 grave, si la vitamina D agotada se produjo antes o después de que las personas se enfermaran, dijeron los investigadores israelíes.

A pesar de los nuevos datos de Israel, todavía no se sabe  si los niveles bajos de vitamina D hacen que las personas con COVID-19 desarrollen una enfermedad grave.

Las condiciones subyacentes que reducen la vitamina D también pueden hacer que las personas sean más vulnerables a la COVID grave, por ejemplo.



Los investigadores israelíes advirtieron que la vitamina D era «una pieza del complejo rompecabezas» subyacente a la COVID-19 grave, además de las comorbilidades, la predisposición genética, los hábitos dietéticos y los factores geográficos.

«Nuestro estudio justifica más estudios que investiguen si los suplementos de vitamina D entre las personas con deficiencia de vitamina D en la comunidad afectan el resultado de un eventual episodio de COVID-19», dijeron.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.


Compartir este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.